Generalidades en el uso del color en el Feng Shui

Según el Feng Shui existen cinco elementos en la naturaleza, estos son:
Tierra, Metal, Agua, Madera, Fuego, los cuales son básicamente energías.

Cada elemento se relaciona con un color.

  • Tierra se representa con colores marrón, café, amarillo, beige, crema.
  • Metal se representa con el color blanco, los metalizados como son el dorado, plateado, cobrizo.
  • El agua se representa con colores azules, turquesa, celeste y también con el negro.
  • La madera se relaciona con los colores verdes.
  • El fuego se representa con los colores rojos, naranja, púrpura.

Al ubicar un color en la decoración, estamos en realidad, trayendo un elemento al ambiente. Hay que tener sumo cuidado en los elementos que se llevan al ambiente, pues es posible que estemos “minando” nuestro elemento guardián, causándonos fatiga, cansancio, debilidad, pérdidas económicas.

Para conocer los colores apropiados a usar y evitar en tu decoración, consulta con un experto en Feng Shui que analice la orientación geográfica de tu casa, los elementos circundantes que afectan tu vivienda, y las estrellas visitantes del año en curso. Solo analizando estos parámetros junto con la fecha de nacimiento de los habitantes de la casa, es que se consiguen resultados sorprendentes con el Feng Shui.