Beneficios de la meditación

En Decorarmonía no solo tratamos sobre la armonía de nuestros ambientes. La armonía personal es tan importante como la del lugar donde te desenvuelves, porque tu armonía personal va donde quiera que tú vayas, incluso a esos lugares caóticos donde no hay consciencia plena del Feng Shui, como puede ser tu lugar de trabajo, el transporte público o incluso lugares más hostiles.

La meditación hace que te vuelvas un lago en calma transparente y cristalino que no se afecta por las circunstancias externas.

La práctica constante de la meditación es sin lugar a dudas, un ejercicio indispensable para la mente. Normalmente una persona está inmersa en múltiples pensamientos, caóticos y desordenados, de manera permanente. La disciplina de la meditación ayuda a poner en orden dichos pensamientos, lo cual redunda en beneficios a veces insospechados:

Mejora el enfoque y la concentración

Mantener el enfoque en una idea o meta es esencial para el cumplimiento de objetivos. A medida que meditas, notarás que cada día haces avances en tus tareas, volviéndose más llevaderas, pues tu mente se dedica a ellas de forma más eficiente.

Mejora tus relaciones personales

El estrés es un factor determinante para los roces sociales que ocurren en el desarrollo de nuestras actividades con los demás. Una mente entrenada por la meditación es lo suficientemente fuerte para manejar el estrés sin descargarlo con otras personas. La comunicación y la empatía mejora notablemente con la meditación, que es la llave que desbloquea la armonía en tu vida familiar, laboral, con tu pareja, etc.

Evita reacciones automáticas

La impulsividad en las reacciones suele generar arrepentimientos que no le sirven a la mente para la anhelada calma. Estos impulsos automáticos son resultados de vivir en modo “robot”, haciendo las cosas sin pensarlas, como una máquina que repite movimientos. Con la práctica y la constancia, la meditación te ancla en el momento presente, haciéndote consciente de lo que haces.

Mejora tu memoria y concentración

Si se te olvida siempre donde dejas las llaves, o no puedes seguir el hilo del libro que intentas leer, la meditación te va a servir para el desarrollo de habilidades para retener información que tu mente considera irrelevante —como el lugar donde dejaste tus llaves—. Poco a poco notarás que tu memoria mejora.

Recuperación de tus poderes psíquicos

Todos tenemos capacidades extrasensoriales que la vida moderna y el sistema en el que nos hemos sumergido ha apagado. El materialismo y el consumismo considera intrascendentes todo aquello que no se puede cuantificar o intercambiar como mercancía. Al meditar, esos poderes dormidos irán poco a poco despertando. Te verás guiada por una inteligencia superior, tu intuición te sorprenderá cada vez que debas tomar una decisión. Podrás incluso, con el tiempo, desarrollar comunicación trascendental con tus seres más allegados, incluso aquellas personas que no están más en este plano físico. 

Estos beneficios irán llegando a tu vida a medida que practiques de forma perseverante. La meditación es un entrenamiento para tu mente, aquella parte de ti que es inmaterial e inconmensurable y que puede acceder a información que te será útil en los aspectos más mundanos hasta los más trascendentales.

Acércate a la meditación sin miedos. No necesitas tener un gurú personal. No necesitas colocarte en posturas raras como un yogui. Tampoco necesitas cambiar tu alimentación o tus creencias espirituales. La meditación solo necesita de cinco minutos, un compromiso diario en el cual vas a mimar tu mente, vas a darle vacaciones, un masaje relajante que te devolverá a la rutina renovada y con ganas de seguir.

En próximas entregas vamos a compartir diversas técnicas de meditación para principiantes, así como variantes divertidas, como la respiración consciente, la meditación caminando, meditación con tu gato, meditación para conectar a tierra, entre otras meditaciones guiadas que podrás descargar desde este sitio web.

Las líneas de Hartmann y la Radiestesia

La radiestesia es una técnica que sirve para obtener información sobre lugares, construcciones o terrenos. Para esto, se vale de varillas y pendulos para medir las energías. También se utiliza para descubrir canales ocultos de agua y las lineas de Hartmann.

La Tierra está cubierta por una especie de red, una malla formada por lineas relativamente ubicadas a distancias regulares en cuyas intersecciones se concentran energías que pueden considerarse nocivas. Según el doctor Peyré, especializado en radiestesia, en su hipótesis señala:

Se trata de una radiación norte-sur, aparentemente magnética y causada por el magnetismo terrestre, y una radiación este-oeste, perpendicular a la primera y de apariencia eléctrica.

Son radiaciones rectilíneas, por lo que no pueden ser debidas a distintas influencias telúricas, como la composición del suelo o a presencia en el subsuelo de fallas o corrientes de agua subterráneas, que son siempre sinuosas y surcan la corteza terrestre siguiendo un recorrido variable, en función de los accidentes del suelo. (Esas nuevas radiaciones) cubren nuestra esfera de una red que marca zonas cuadradas neutras, compartimentando el suelo y elevándose en la atmósfera, entrecruzándose en dirección norte-sur y este-oeste

En sucesivos experimentos realizados en el año 1983, Peyré observó que los vegetales crecían de forma anormal en los puntos de intersección de las líneas detectadas. Los animales tenían comportamientos extraños. Y las sospechas de la relación entre estas radiaciones y el cáncer se fortalecieron al constatar que una persona cuya cama estaba ubicada en uno de estos puntos, falleció de cáncer abdominal, y otra, de cáncer de garganta.

Los estudios de Peyré no fueron documentados de manera cientifica, sin embardo sepuede considerar como el principal precursor de la geobiología. La influencia del medio ambiente y el hombre fue demostrada por el Dr. Hartmann, quien hizo mediciones más exactas describiendo una red, conocida como Red Hartmann, en cuyos puntos de intersección se presentar perturbaciones cosmotelúricas.

Las líneas Hartmann se pueden concebir como paredes de energía sutil emanando del subsuelo y extendiéndose verticalmente hasta una altura de 2,000 metros.

Esta red se puede detectar en todas partes, tanto en terreno llano como en la montaña, en el agua, en el exterior y en el interior de las viviendas. Si éstas son de varias plantas, está verticalmente presente en los mismos lugares de cada nivel. Estas líneas o bandas se orientan en función de los polos geomagnéticos; corren paralelamente en direcciones norte-sur y este-oeste. Su intensidad y densidad son muy variables, dependiendo de innumerables factores como son la hora del día y los cambios atmosféricos.

Las intersecciones per se no son causantes de enfermedades o trastornos, mas su presencia se ve incrementada por vetas de agua o fallas geológicas.

Al construir es necesario hacer un estudio previo del terreno para evitar que las intersecciones coincidan con lugares sensibles y de mayor permanencia humana como dormitorios, oficinas, estudios, cocinas.
De la obra Arte de Proyectar en Arquitectura, de Ernst Neufert, en la sección Biología en la Construcción, extraemos lo siguiente:

Según Palm (colaborador de Hartmann), la mencionada retícula global de aproximadamente 2 x 2.5 m corresponde a una línea de semidistancias.

La verdadera retícula estaría formada, en tal caso, por una retícula global con una distancia entre ejes de 4 a 5 m en dirección Norte-Sur y de 5 a 6 m en dirección Este-Oeste, en línea recta alrededor de todo nuestro planeta.

Cada 7ma franja de la retícula, denominada de 2do orden, produce un efecto varias veces superior, o sea, con separaciones de 28 a 35 m y 35 a 42 m.

Cada 7ma franja de 2do orden, es decir, con separaciones de 7 x 35 o 7 x 42, lo que significa aproximadamente 250 x 300 m de distancia, se determina como zona de perturbación aún mayor = 3er orden.

En mi experiencia personal, he logrado detectar energías perniciosas con las varillas radiostáticas, presencias paranormales y acumulación de densidades extrañas originadas previamente por discusiones y otros eventos de los que yo no podría tener conocimiento.