Diseño de jardines y Feng Shui

La belleza de los jardines, se considera muy importante para el flujo del chi benéfico, es decir, para que la energía circule de la mejor manera integrándose en la vivienda. Las plantas simbolizan vida, abundancia y crecimiento, por eso hay que evitar a toda costa que se sequen y mueran, por lo que se debería planear un jardín con plantas de poco mantenimiento en caso de no tener tiempo de darles los cuidados necesarios.

Siempre antes de diseñar el jardín, el decorador debe tener en cuenta las actividades que se darán en ese espacio. Entre los puntos importantes se cuenta:

  • Tamaño del jardín
  • El jardín será usado para fiestas, reuniones o recepciones.
  • A qué horas se utilizará este espacio.
  • Muebles que serán necesarios (mesas, sillas, parasoles, bancas)
  • Elementos adicionales como esculturas, fuentes de agua, piscinas, jacuzzis.
  • Espacios abiertos que se requerirían
  • Niños y mascotas en la vivienda

Plantas, vegetación:
Se debe prestar atención al tamaño, forma y color de las especies a incluir. Hay que también evaluar las proporciones de las plantas contiguas, la forma de la copa de la planta puede ser oval, redonda, largas, etc. Las hojas pueden ser brillantes u opacas y de diversas formas. Es importante conocer  el periodo del año en que las hojas caerán, el periodo de florecimiento, podas, abonos.

Los colores, pueden variar en las gamas de los verdes, rojos, amarillos, naranjas. Conviene poner dispersas plantas perennes o de las cuatro estaciones por que es muy importante la floración en todas las épocas del año. Las plantas confieras perennes que tienen la forma asociada al elemento fuego, aportan energías yang durante el invierno

Senderos y caminerías
:
Se pueden agregar senderos para caminar entre las plantas y según la forma elegida favorecerá el flujo del chi, el mejor es uno que tenga suaves curvas. Un sendero muy recto haría fluir el chi más rápido sin obtener beneficios. También se pueden agregar glorietas si el espacio lo permite.

Fuentes de Agua
El agua es un símbolo de energía creadora, y mejora el bienestar: económico, familiar, etc. Por eso es conveniente agregar fuentes de agua o colocar piscinas.

Acá también es importante la forma para las piscinas y fuentes que preferiblemente deben ser circulares o irregulares; y para las fuentes el material de la misma, y objetos a incluir en la misma por ejemplo piedras. También hay que recordar que el agua no debe estancarse.

Hay que tener especial cuidado en la disposición de piscinas y fuentes de agua, pues el agua puede alterar e influir enormemente en el Feng Shui de la casa. Es de vital importancia consultar con un asesor especializado en Feng Shui para determinar el lugar más propicio para ubicar grandes masas de agua.

Puentes
La idea de colocar puentes, no necesariamente se debe relacionar con un espacio con agua, se pueden usar a manera de adorno o para atravesar áreas del suelo con pozos, o con objetos que bloqueen el camino, y modifican el fluir del chi. Los puentes no deberían apuntar directamente a las casas, ya que puede convertirse en lo que se llama flechas envenenadas y llevar exceso de energía a la misma.

Muebles e Iluminación:
Estos van de acuerdo al gusto del propietario, si en general va a recibir mucha gente en el jardín se puede agregar una galería o decks de madera donde se pueden incluir mesas, sillas y otros muebles.

La iluminación irá de acuerdo al tamaño del jardín y el área a iluminar.

Hay que lograr una disposición de plantas, fuentes, esculturas, etc., de manera que mirando el jardín, desde distintos ángulos, el paisaje luzca totalmente diferente y armonioso.

Para saber más sobre diseño de jardines, recomiendo visitar Flores y Jardín, sitio web que recopila consejos sobre cuidado de plantas, flores, mobiliarios para exteriores y mucha información especializada en el tema.

Diseña tu cocina

La cocina es uno de los sectores más importantes de la casa. En dicho recinto se conjugan actividades como la preparación, almacenamiento y degustación de los alimentos. Para ello es necesario que el ambiente sea funcional, cómodo, de fácil limpieza, y seguro para evitar cualquier tipo de accidente. Es muy importante que haya armonía en la cocina, para procurar salud y bienestar a los habitantes de una vivienda.

En la red hay un website que permite diseñar online la cocina con los equipos y muebles de cocina que serán necesarios, con los estilos que sean de tu preferencia, bien sean cómodo y funcional, modernas o clásico-atemporales. Con esta herramienta, puedes hacer gala de tus habilidades en el diseño de interiores creando una cocina a medida de tus necesidades.

La fabricación de las cocinas de The Singular Kitchen cumple todas las normas de calidad. Las marcas que ofrecen son Miele, De Dietrich, Smeg, Bauknecht, Siemens, Franke, Fagor, Balay, Ariston, Edesa y Bosch. En cuanto a las encimeras se encuentran marcas como Duropal, Trackstone (granito), Silestone y De Dietrich (acero inoxidable).

Generalidades en el uso del color en el Feng Shui

Según el Feng Shui existen cinco elementos en la naturaleza, estos son:
Tierra, Metal, Agua, Madera, Fuego, los cuales son básicamente energías.

Cada elemento se relaciona con un color.

  • Tierra se representa con colores marrón, café, amarillo, beige, crema.
  • Metal se representa con el color blanco, los metalizados como son el dorado, plateado, cobrizo.
  • El agua se representa con colores azules, turquesa, celeste y también con el negro.
  • La madera se relaciona con los colores verdes.
  • El fuego se representa con los colores rojos, naranja, púrpura.

Al ubicar un color en la decoración, estamos en realidad, trayendo un elemento al ambiente. Hay que tener sumo cuidado en los elementos que se llevan al ambiente, pues es posible que estemos “minando” nuestro elemento guardián, causándonos fatiga, cansancio, debilidad, pérdidas económicas.

Para conocer los colores apropiados a usar y evitar en tu decoración, consulta con un experto en Feng Shui que analice la orientación geográfica de tu casa, los elementos circundantes que afectan tu vivienda, y las estrellas visitantes del año en curso. Solo analizando estos parámetros junto con la fecha de nacimiento de los habitantes de la casa, es que se consiguen resultados sorprendentes con el Feng Shui.

Cuál es mi rincón del amor

Esta pregunta es una de las que suelen hacerme el 80% de mis clientes. Algunos se sienten decepcionados cuando les digo no hay un rincón del amor. Algunos, que vienen predispuestos pues han leído en infinidad de sitios y libros del falso Feng Shui, ya me indican que al SurOeste han ubicado las fotos de matrimonio y la pareja de patitos para fortalecer su relación. ¡Nada más alejado de la verdad!

En primer lugar, no hay que generalizar, el Feng Shui Clásico es un análisis profundo de las energías de la vivienda en relación con las energías de quienes las habitan. Es falso que al SurOeste de las casas se haya el rincón del amor.

En un estudio serio de Feng Shui se analizan las fechas de nacimiento y la fecha de construcción de la vivienda para comprobar las combinaciones de energías resultantes. Al apoyar la estrella de la Montaña, las vibraciones de amor se verán atraías naturalmente. Como consecuencia, todo el Feng Shui de la casa respalda al amor.

El amor no se esconde en rincones, el amor se esparce, no se arrincona.

Yo NO creo en el Feng Shui

A lo largo de mi vida profesional he escuchado argumentos que buscan desmerecer la práctica del Feng Shui. Esto se debe por la difusión indiscriminada de falsa información sobre el Feng Shui de la secta conocida como sombreros negros, que se basó en una herramienta del verdadero Feng Shui, el Pakua del Cielo posterior, pero aplicándolo por igual a todas las casas, lo cual es antiético y erróneo.

El Feng Shui no está reñido con ninguna religión, pues no requiere rituales especiales. He leído en manuales del falso Feng Shui “rituales para activar las viviendas”, que nada tienen que ver con el Feng Shui Clásico. El Feng Shui bien aplicado produce resultados se crea o no se crea en él.

De hecho el Feng Shui considera que la vida se rige por una trilogía: La Suerte del Cielo, la Suerte del Hombre y la Suerte de la Tierra. La suerte del cielo tiene que ver con Dios, el destino con el que nacemos y es incontrolable por el ser humano. La suerte del hombre es nuestra actitud hacia la vida, el trabajo duro y el esfuerzo y la suerte de la tierra es el Feng Shui o como nos afectan para bien o para mal los lugares que habitamos.

Como ves el Feng Shui representa un tercio de los eventos que rigen nuestra vida y es algo que podemos manipular a nuestro favor para ayudarnos a alcanzar más fácilmente las metas. No creo que a Dios le moleste que utilicemos la suerte del hombre y la de la tierra para ser mejores personas.

Campos de aplicación del Feng Shui

Residencial

Viviendas unifamiliares, suites, departamentos, casas.
• Promover la armonía familiar al mejorar las relaciones entre sus miembros
• Prevenir enfermedades
• Aumentar ingresos económicos
• Mejorar logros académicos de los hijos
• Resolver conflictos familiares

Profesional

En Oficinas, Almacenes, Restaurantes, Industrias etc:
• Aumentar oportunidades de éxito
• Mejorar las ventas
• Prevenir accidentes laborales
• Evitar conflictos laborales
• Canalizar el flujo de energía para potenciar la capacidad de éxito de la empresa.

Por lo tanto será útil en todas las infraestructuras colectivas: escuelas, centros comerciales, clínicas, urbanizaciones e infraestructuras diversas.

Entendiendo el Feng Shui

En cada ambiente en que se desenvuelva el hombre existe un estilo que lo rodea. Si bien es cierto, para todo espacio no se ha contratado un decorador, en todo lugar existe “el sello personal” que le imprime quien que habita dicho sitio. Este puede ser de buen gusto, o simplemente funcional, o puede ser un caos de desorden.

La armonía es algo que todos podemos conseguir por medio de la correcta ubicación de los elementos que conforman el lugar. El Feng Shui trata sobre alcanzar la plenitud de vida a través de beneficiarse con las energías de nuestro entorno.

Sin embargo, la falta de una línea clara y definida sobre el Feng Shui y sus alcances ha dado lugar a que mucha gente se encuentre confundida, por lo “complejo” de sus principios y las numerosas Escuelas que lo practican. Esto es el resultado de la forma de ver la ciencia por parte de una cultura ajena: lo que no entiende lo considera como magia. Por este motivo las prácticas y técnicas del Feng Shui están perdidas entre la superstición y tradiciones chinas.

Últimamente, una versión de Feng Shui simplificada apareció en Occidente. Esto podría ser el resultado directo de una falta de conocimientos de Feng Shui Clásico, además de falta de difusión al alcance de los seguidores del Feng Shui en Occidente. “Feng Shui” es un término que lamentablemente ha sido casi reducido a una “moda”. Para ello, casas editoriales lanzan publicaciones con cantidad de libros que son refritos simplificados de una versión anterior, conociendo esta tendencia como “Fast Feng Shui”. Se basa en la idea de que por la entrada de la casa ingresan energías y tras sobreponer al plano de la casa las “8 aspiraciones de la vida” se consigue lo que se desea. Estas aspiraciones son amor, finanzas, fama, hijos, familia, conocimiento, benefactores, profesión. De esta forma se obtienen áreas que se armonizan para obtener cambios en la vida. El Fast Feng Shui tiene la grave falencia de que, para obtener resultados, se necesita fe, lo cual no es así con el Feng Shui Tradicional o Clásico, pues al contrario del Fast Feng Shui, trata de las energías en nuestro entorno y es particular para cada individuo, y funciona tenga fe o no la persona.

El Feng Shui Clásico es una ciencia metafísica que puede explicarse casi completamente a través de la lógica y sólidos principios. El Feng Shui es conocimiento y su práctica una técnica, que puede ser aprendida por cualquier persona. Las raíces de esta ciencia se adentran en el I Ching (Libro de los Cambios) que es el equivalente a la Biblia para la cultura China.

Todo lo que nos rodea ejerce influencia sobre nosotros: la gravedad de la tierra, los campos electromagnéticos, influencias direccionales, incluso las constelaciones que nos rodean. Los humanos hemos convivido por centurias con los ritmos naturales y el Feng Shui se basa en ello, los ciclos de los elementos de la naturaleza. Sin embargo las viviendas actuales han dejado de lado estos principios creando así inarmonía con desastrosas consecuencias para sus ocupantes. El Feng Shui no es solamente el arte de ubicar muebles, es mucho más que eso. El Feng Shui puede ser también aplicado para crear o mejorar oportunidades en la vida, mejorar la salud y en general, mejorar la calidad de vida. El Feng Shui nos permite comprender las energías de nuestro entorno y a la vez, conectarnos con nuestro natural ciclo beneficioso, permitiéndonos de esa manera, estar en armonía con nuestro medio ambiente y permitir que fluyan eventos benéficos para nosotros, aprovechar las oportunidades tan pronto aparecen.

Los estudios de Feng Shui se hacen tomando en consideración muchos aspectos del entorno y de los residentes. Se necesitan considerar 4 aspectos para un análisis de Feng Shui: tiempo, entorno, edificio y residente. Desde el momento en que una persona se muda a una propiedad, comienza una relación entre sus energías y las energías naturales de ese entorno.

Un buen Feng Shui, depende de dos factores importantes: un completo conocimiento y comprensión de las teorías clásicas así como habilidad en la aplicación de las formulas.

Según la rama del Feng Shui Clásico de las Formas, la apariencia y características del terreno, casa, edificio, etc., pueden tener influencia en su vida. Tiene relación con todas las formas en el terreno, sean estas naturales o hechas por el hombre como calles (dirección, localización y diseño), edificios (distancia, dirección, forma y diseño), accidentes geográficos circundantes (montañas, colinas, ríos, corrientes de agua) así como estructuras y contornos del terreno.

En tanto que la otra rama del Feng Shui Clásico, (Xuan Kong) enfoca los aspectos de tiempo y su influencia. Se fundamenta en el hecho de que la suerte de una propiedad cambia con el tiempo. Este dinámico enfoque del Feng shui explica que el medio ambiente de una persona transcurre en ciclos, las energías de “suerte” expiran a menos que sean renovadas. Este sistema sirve incluso para predecir eventos y sus consecuencias en la vida de los residentes a través de fórmulas matemáticas lógicamente deducibles dadas según el perfil de la persona por su fecha de nacimiento, la orientación geográfica de la casa y la fecha de construcción de la misma.

Algunos genuinos analistas de Feng Shui Clásico practican solamente la escuela de las formas, otros incluyen el tiempo en sus estudios, hay incluso quienes practican los dos sistemas conjuntamente. Un verdadero experto en Feng Shui Clásico puede relacionar ciertos eventos ocurridos, los que están sucediendo e inclusive los que podrían suceder, con el estudio de la distribución de la casa.

El Feng Shui es realmente una ciencia y un arte. No son necesarios ni rituales ni actitudes místicas, habilidades intuitivas o síquicas. El Feng Shui no está reñido con ninguna doctrina religiosa, no es mágico El Feng Shui no es brujería, tampoco es la solución a todos los problemas de la vida cotidiana. No garantiza que el dinero caerá del cielo, ni que la media naranja correrá a nuestros brazos. Los resultados que podemos esperar dependen también en buena medida a nuestra forma de vivir.

Qué NO ES Feng Shui

El Feng Shui no es la solución mágica para conseguir trabajo o dinero fácil, encontrar pareja o resolver conflictos en el matrimonio.

El Feng Shui tampoco sirve para ganar la lotería ni juegos de azar.

La práctica de Feng Shui no necesita rituales ni conocimientos síquicos especiales.

El Feng Shui es una TECNICA que analiza las energías de manera casi matemática, la relacion entre la energía del inmueble con la energia de sus habitantes.

El Feng Shui no requiere de elementos de decoración chinos.

El Feng Shui no requiere de rituales especiales, ni conjuros extraños. El conocer la energía para usarla a nuestro favor nos puede ayudar a evitar conflictos. Un buen asesor de Feng Shui es capaz de detectar estos conflictos antes de que se presenten, y puede dar las recomendaciones necesarias para evitarlos.

El Feng Shui suele confundirse con un estilo decorativo. Este mito está bastante extendido y lleva a las personas a adquirir fuentes, jardines o bonsais, biombos y todo tipo de accesorios orientales, pensando que con insertar esos elementos en su decoración se corrige el Feng Shui.

El Feng Shui no está reñido con ninguna religión o doctrina filosófica. Tampoco es cuestión de fe. Se crea o no se crea, cuando un ambiente se armoniza, se siente.

El creer que dividiendo un ambiente en 9 sectores en los cuales se ponen ciertos elementos para conseguir efectos milagrosos, es el mito más difundido y lastimosamente, el que más seguidores ha acarreado.

El Feng Shui se ocupa, precisamente, de nuestra relación con el espacio, de los factores sutiles que con frecuencia no alcanzamos a definir exactamente pero que “sentimos” que nos están afectando, positiva o negativamente.

Una casa con buen augurio

Para que una casa tenga buen Feng Shui hay que tener en cuenta algunas características generales:

Puertas y entradas:

La entrada no debe ser demasiado estrecha para evitar que la puerta abra a un espacio demasiado abarrotado o a unos sanitarios, una ventana, una columna o un rincón. Al entrar en casa, la puerta principal nunca debe dar directamente a una escalera. Lo mismo da que el tramo sea ascendente o descendente, es una disposición de mal augurio, y cuanto más largo es el tramo, más perjudica a la puerta

El comedor:

Esta estancia debe estar situada en el centro de la vivienda, ya que es el corazón de la casa y el santuario de la unidad familiar. Debe tener forma regular y si tiene salientes se deben disimular con plantas de interior o muebles, como por ejemplo arcones. Los colores de esta estancia deben ser alegres y es importante que cuente con un equipo de música. La distribución de los asientos con una mesita cuadrada o rectangular en el centro simboliza los elementos tierra y madera, de excelente augurio. Hay que evitar asientos en forma de u o l ya que comunican la impresión de que les falta un lado.
Si la casa tiene habitaciones a distintos niveles, el comedor debe estar más alto que cualquier sala y los dormitorios en un nivel más alto que el resto de las habitaciones.
También en el caso que haya varias plantas, la puerta principal, la mesa del comedor y las mesas de trabajo no deben estar en la vertical de ningún sanitario. Hay que evitar los pasillos rectilíneos y excesivamente largos que promueven la discordia y malentendidos entre los habitantes de la casa. Tampoco es bueno que las puertas estén directamente enfrentadas con las ventanas.

Los cuartos de baño

Para el Feng Shui es fundamental que el ambiente de nuestra casa sea limpio y puro. Por ello, la casa debe estar siempre en perfecto estado, sin desconchones de pintura o instalaciones eléctricas y de fontanerías que funcionen mal.
El Feng Shui considera que una fuente de mal aliento son lo sanitarios, y ello puede acarrear muchos accidentes e infortunios. En la antigua China, prácticamente ninguna casa los tenía, siguiendo la creencia tradicional de que los lugares en donde uno duerme, come y trabaja deben estar lo más lejos posible de los sanitarios.
Su ubicación.- Para contrarrestar su mala influencia, se recomienda que los cuartos de baño sean pequeños y estén siempre con la puerta cerrada. Además, estas puertas nunca deben mirar directamente a otra puerta, a un rellano de escalera, a la cama ni a la mesa de comer. También es importante comprobar que los desagües no estén atascados. Las aguas deben circular libremente, pues el agua estancada no solamente es una fuente de gérmenes, sino que además perjudica la energía que envuelve la casa. Es bueno comprobar el correcto funcionamiento de los desagües y cañerías por lo menos una vez al mes.

Los adornos

Ondas antes que ángulos.- Hay que evitar los motivos ornamentales que sugieran hostilidad o peligro, al igual que aquellos que presentan ángulos agudos, puntas de flecha o figuras amenazantes. Es preferible elegir curvas suaves, motivos redondeados, ondas y motivos florales. En general, el Feng Shui prefiere la estética modernista al art decó. Algunos de los motivos recomendados para nuestra casa, y su correcta ubicación, son los siguientes:
-Los candelabros: crean vibraciones excelentes para la casa. Sugieren dinero y éxito para todos los miembros de la familia.
-Cuadros: si los colgamos en nuestra casa, los de paisajes con montañas y ríos son estupendos desde el punto de vista del Feng Shui. El paisaje de montaña debe quedar a nuestra espalda y las vistas de agua enfrente. Debemos evitar, sin embargo, las representaciones de fieras agresivas y los cuadros abstractos, sobre todo los de la escuela cubista porque contienen muchos ángulos agudos.
-Espejos: cuando los colguemos hay que tener mucho cuidado con lo que reflejan, especialmente los ángulos rectos o algún objeto que tenga forma de punta de lanza. Si colocamos uno en el recibidor hay que asegurarse que no refleje la puerta principal: la buena fortuna que haya entrado en esa casa la abandonará al instante. Además, la puerta reflejada traerá problemas para el cabeza de familia, especialmente de salud.
-Las plantas: son estimulantes magníficos que traen muy buen Feng Shui. Son preferibles las plantas vivas aunque también se pueden colocar plantas artificiales. ambas deben cambiarse cuando su aspecto sea marchito (en el caso de las plantas artificiales cuando tengan aspecto deslucido o sucio) y nunca se colocarán flores secas.

El dormitorio

El lugar de la cama.- El dormitorio debe ser lugar de descanso y relajación. Es muy importante el sitio donde se coloque la cama porque hay ubicaciones que son muy negativas. El Feng Shui aconseja no colocar nunca la cama de cara a una puerta, debajo de una ventana o debajo de un depósito de agua.
Las vigas a la vista son un elemento de mal augurio en cualquier punto de la casa, pues sugieren que llevamos un gran peso sobre los hombros. Si hay una viga vista en el dormitorio por lo menos no debemos colocar la cama debajo de ella.
Tampoco es conveniente colocar plantas o flores, especialmente vivas, porque poseen una energía muy intensa. La única situación en que es de buen augurio introducir flores en un dormitorio es en el caso que haya un enfermo; incluso así, es mejor que las flores no pasen muchos días en el cuarto.
En el dormitorio tampoco se debe colocar un espejo grande mirando hacia la cama, o en el techo sobre ésta: favorecen infidelidades y la intromisión de terceros en la vida familiar; el televisor en la habitación de matrimonio es causa frecuente de separación de la pareja; tampoco es conveniente dormir en una cama doble con dos colchones de cama individual: esa separación simbólica podría convertirse en real.

La cocina

Ubicación.- Estará lo más cerca posible de la parte de atrás de la vivienda.
Armonía y equilibrio.- En la cocina se combinan dos elementos, el agua y el fuego, que hay que saber armonizar y equilibrar para que tengan efectos muy positivos. Ni el horno ni los fuegos de la cocina deben estar enfrentados con el frigorífico ni con el fregadero. Los fuegos de la cocina no deben estar debajo de una ventana ni en un rincón, porque ambas cosas significan vulnerabilidad ante energías negativas
Tener un buen Feng Shui en la cocina significa tener el frigorífico bien surtido de alimentos a cualquier hora, todos los días de la semana. El frigorífico sustituye a la urna llena de arroz que tradicionalmente colocaban los chinos en la cocina para asegurarse que nunca les faltaría qué comer.
También son buen Feng Shui las mesas para el desayuno instaladas en la cocina, que constituyen un punto focal de interés. Además pueden servir para hacer una separación entre la lavadora, el frigorífico y el fregadero, —a un lado de la cocina— y el horno y los fuegos situados al otro lado. Así se disminuye el antagonismo agua-fuego.
Las ristras de cebollas o ajos colgadas en la cocina no son de especial buen augurio, en contra de lo que mucha gente parece creer, como tampoco lo es tener colgados los cazos y las sartenes.

Qué es el Feng Shui

El Feng Shui es un complejo sistema que analiza las construcciones y los efectos que ellas tienen sobre las personas.

Este sitio fue creado para conocer cómo aplicar el Feng Shui paso a paso y con seguridad y así podrás aclarar muchas dudas y controversias que se encuentran a lo largo de su estudio.

El auténtico Feng Shui es mucho más que decoración de interiores o colocación de objetos en lugares predeterminados. Es un arte y una ciencia que implica un análisis y una solución para cada situación.


Leer más artículos sobre Feng Shui

Para agendar una consulta particular, llena el siguiente formulario.

[mathcaptcha mathcaptcha-958]