Feng Shui ¿ciencia o arte?

El Feng Shui aprovecha las fuerzas presentes en la naturaleza para promover la vitalidad, bienestar, armonía así como cambios positivos en la vida de quienes habiten las construcciones armonizadas según esta práctica ancestral. Analiza las formas del paisaje, el entorno, asi como la construcción. Su práctica es un arte que demanda mucha observación y aplicación de la teoría de los cinco elementos, así como los conceptos de balance del yin yang, todos presentes en la metafísica china y el Tao.

En sus inicios, solo los emperadores acudían a los maestros de Feng Shui que se aseguraban de encontrar la mejor ubicación para sus tumbas. La creencia de que la vida de los descendientes será favorecida por la buena disposición de los restos funerarios fue la aplicación con la que empezó el Feng Shui.

Fue mucho después que los maestros de Feng Shui empezaron a aplicar estos principios para disponer de palacios y templos que se beneficien de las mejores energías. El pueblo no llegó a conocer esta práctica sino hasta que fue llevada a occidente y popularizada por autores como Liliam Too.

La adaptación del Feng Shui para nuestro hemisferio resultó en una hipersimplificación de los conceptos, en algunos casos, dejando por completo de ser el Feng Shui que se aplicaba en los palacios de los antiguos emperadores.

Así, cada vez es más dificil encontrar literatura basada en las escuelas clásicas. De este modo, el Feng Shui se popularizó tanto, que algunas personas que han leído varios libros comerciales, empiezan a divulgar versiones cada vez más alejadas de lo tradicional, llamandose a si mismas expertas, desde un desconocimiento profundo de la historia y la base del Feng Shui.

Al ser estas versiones de Feng Shui muy sencillas, incluso le llaman “intuitiva”, se pierde estructura y relación con la esencia plena de las escuelas clásicas. Es un Feng Shui al apuro, apropiado para el ritmo de vida postmoderno que busca prácticas exóticas, ya sea por snobismo o por una espiritualidad de Internet.

El Feng Shui clásico, en cambio, se mantiene fiel a los textos clásicos —de ahí su complejidad y diferencia de otras Escuelas—.

El maestro Joey Yap, principal referente de Feng Shui clásico y Astrología china, declara al respecto:

El verdadero Feng Shui no es y nunca será una idea que está de moda. El Feng Shui es una ciencia metafísica a través de la cual aprendemos a reconocer y a intervenir el Chi o energía cósmica de nuestro ambiente para ayudarnos en los diferentes esfuerzos de nuestra vida.

El Feng Shui por tanto se basa en la filosofía china que entiende la energía como algo sutil, que no es posible medir con instrumentos tangibles, pero que sin embargo, se puede “visualizar” en un mapa de estrellas.

El mapa de estrellas es el resultado de un procedimiento que todo conocedor del Feng Shui clásico aplica, utilizando datos como la fecha de construcción de la vivienda, los grados geográficos del frente y fondo de la vivienda. Así, cada vivienda tiene un mapa de estrellas diferente, hay 201 combinaciones posibles. Si a esto le agregamos los datos de fechas de nacimientos de los ocupantes de la casa, tenemos un diagnóstico que sin duda es único e irrepetible.

El diagnóstico es la armonización, los consejos que el consultor de Feng Shui le provee al cliente: colores, formas y materiales a usar y evitar, así como habitaciones o puertas que deben ser o no utilizadas con frecuencia. Estas sugerencias dependen de la experticia del consultor, su experiencia previa y el seguimiento que lleve con el cliente sobre los resultados esperados.

Un buen Feng Shui depende básicamente de dos factores: un profundo conocimiento de la teoría clásica y destreza a la hora de aplicar las fórmulas.

Maestro: Joey Yap

Se podría decir que generar un mapa de estrellas es una “ciencia”, que recurre a formulas y tablas. La aplicación de las curas es un arte que se desarrolla a lo largo del tiempo, que considera el entorno y la interacción con la energía vital del hombre.

¿El Feng Shui clásico tiene base científica?

Es cierto que la técnica de Feng Shui aún no ha sido probada a través de ningún método científico conocido. Pero, creo que el Feng Shui es una ciencia del futuro porque sus principios básicos tienen que ver con la Física Cuántica y la Relatividad.

Maestro Joseph Yu

Aprender Feng Shui no tiene que ser difícil: 7 tips para empezar

Para aprender Feng Shui lo óptimo es estudiar de la mano de un maestro que se apegue a los textos clásicos. La mayor desventaja del autodidacta es la falta de estructura y la numerosa información que muchas veces es irrelevante, contradictoria o simplemente errada. Mientras consigas un mentor para iniciarte en el Feng Shui clásico, te recomendamos los siguientes consejos para que logres el mayor beneficio de esta práctica:

  1. Investiga a los autores de los libros que compres. Es importante conocer su trayectoria, experiencia y lo más importante, su linaje. ¿Dónde aprendió Feng Shui? ¿Quién es su maestro? ¿Cuál es su experiencia?
  2. Conoce a qué escuela de Feng Shui se remite el autor del articulo/libro que vas a utilizar para tu estudio. Los adeptos de las escuelas clásicas por lo general siempre lo aclaran para no ser confundidos por practicantes del fast Feng Shui, o las ramas hipersimplificadas que difieren de las escuelas clásicas incluso en sus fundamentos.
  3. Consigue una brújula. Si bien es cierto que puedes utilizar brújulas virtuales de tu teléfono inteligente, al practicante le conviene familiarizarse con las brújulas convencionales para mediciones más exactas. Para la práctica de Feng Shui es indispensable aprender a orientarse.
  4. Consigue el plano a escala de tu vivienda. Para la práctica de Feng Shui debes tener una idea básica de planos y escalas, para que visualices tu casa en el papel. Si no tienes un plano a escala, pide ayuda a un arquitecto o diseñador de interiores para que te haga un levantamiento. No es necesario un plano completo, basta con mostrar las puertas, ventanas, desniveles, cuerpos de agua y ubicación de camas, estufa, áreas de trabajo, etc.
  5. Consigue un calendario chino perpetuo. Lo vas a necesitar para determinar el número Kua de personas nacidas en enero y mediados de febrero, cuyo año es ambiguo. Recuerda además que cada año nuevo Chino las energías se renuevan, y el Feng Shui clásico nos indica la calidad de dichas energías que visitarán nuestro hogar. El calendario chino nos dice la fecha de inicio de año, que difiere de las celebraciones de fin de año en occidente.
  6. Memoriza el ciclo de los cinco elementos: este es el fundamento con el que se aplican las curas de Feng Shui así como los potenciadores de energías positivas o buen Chi. Tu práctica se facilita a medida que dominas la teoría sobre la que se sustenta el Feng Shui. Aprende sobre conceptos como el Yin Yang, la trinidad Cósmica, así como el significado del Pakua.
  7. Apóyate en disciplinas complementarias a la práctica de Feng Shui como el Tai Chi. Lee sobre Taoismo y Metafísica China. El I Ching o Libro de los Cambios es lectura obligada para quien desee iniciarse en Feng Shui.

 

¿Qué tanto influye nuestro entorno en nosotros?

Desde milenios, la contemplación de la naturaleza fue siempre la fuente primaria de filósofos y metafísicos que encontraron influencia del entorno en el hombre, tanto la sutil influencia de los astros, como la influencia de las construcciones que habitamos. Así surgieron la Astrología y el Feng Shui.

La ciencia prefiere descartar dichos conocimientos por la imposibilidad de esta para medir dichas influencias. Las energías tanto de los astros como la atrapada dentro de nuestras paredes, son tan sutiles, que no existe un instrumento de medición que apruebe la ciencia para aplicar su método.

Mas, el hecho de que científicamente no se ha medido esta influencia, es bien conocido que cuando la luna está llena las salas de emergencia se llenan también. Así mismo, toda mujer que aprende a conocer su ciclo menstrual es capaz de encontrar relación con la fase lunar.

En el campo del Feng Shui tampoco se puede medir con un artefacto tangible la calidad de la energía. El Feng Shui Clásico utiliza para ello el Mapa de las Estrellas, que es una relación entre números que representan energías. Un experto en Feng Shui es capaz de leer, interpretar y diagnosticar las energías por medio de la escuela de Feng Shui Xuan Kong.

Así como una Carta Natal preparada por un astrólogo muestra las influencias de los astros sobre la naturaleza humana, el Mapa de las Estrellas muestra las combinaciones de energías que influirán por un lapso de tiempo, para darle paso a otras estrellas.

Si deseas conocer el Mapa de las Estrellas de tu vivienda para cada año, puedes consultar a un experto en Feng Shui Clásico que te prepare un Estudio de Feng Shui. O puedes informarte en Decorarmonia donde vamos a aprender esta hermosa ciencia-arte.

7 pautas para reconocer a un verdadero experto en Feng Shui

Con la proliferación de información basada en el fast feng shui, existen muchos consultores de Feng Shui que no dominan la verdadera filosofía de las Escuelas Clásicas. Así, la práctica de este antiguo arte se ha venido a menos, resultando en clientes frustrados que no hayan beneficios con el Feng Shui.

Debes aprender a reconocer a un verdadero experto de Feng Shui, alguien que debe haber estudiado las escuelas clásicas de Bazhai y Zibai. Solo así obtendrás los beneficios que el Feng Shui ofrece para tu armonía y la de los tuyos.

A continuación te enumero algunas pautas que tu consultor de Feng Shui debe reunir antes de encomendarle el estudio de tu vivienda.

  1. El estudio de Feng Shui es hecho con una brújula. Esta brújula puede ser un Luopan (ver imagen), o puede ser una versión digital en un smartphone. Lo importante es el uso de la brújula para determinar grados geográficos exactos.  Un verdadero experto en Feng Shui no hace diagnósticos “al ojo”.
  2. El estudio de Feng Shui requiere la fecha de nacimiento de los habitantes de la vivienda a analizar y la fecha de construcción/remodelación del edificio. Sin estos datos, es imposible un estudio serio de Feng Shui.
  3. Un estudio formal de Feng Shui requiere los planos a escala de la construcción a analizar. Es imposible hacerlo “al ojo”.  Solo así se consiguen determinar con precisión los diferentes palacios.
  4. Las curas de Feng Shui se dictaminan luego de analizar las estrellas (energías ) visitantes por año. El verdadero experto en Feng Shui es capaz de diagnosticar posibles problemas leyendo las combinaciones energéticas por cada palacio (área de tu casa). Las curas que te daría el experto en Feng Shui consiste en colores y materiales a usar en la decoración, así como los colores y elementos a evitar.
  5. El experto en Feng Shui es capaz de ofrecer las mejores orientaciones para dormir, estudiar y comer, todo basado en la fecha de nacimiento de la persona.
  6. El experto en Feng Shui no necesita hacer rituales extra para el estudio de Feng Shui. Mas, otras disciplinas que sí utilizan rituales, del tipo magia blanca, serían tan solo un complemento, nunca un requerimiento para el Feng Shui.
  7. El verdadero Feng Shui no requiere de elementos esotéricos pertenecientes al folklore chino para la decoración. No necesitas poner dragones ni sapos con moneditas.

 

 

Formas y patrones en el Feng Shui

Las formas y patrones que elijas en tu decoración se relacionan estrechamente con las energías, y podrán alterar para bien o para mal, el Feng Shui de tu vivienda.

Recordemos los cinco elementos:

Tierra, Metal, Agua, Madera, Fuego

Cada uno de ellos se relaciona con una forma y/o patrón.

  • Tierra formas cuadradas, líneas horizontales
  • Metal formas redondas,
  • Agua patrones ondulados
  • Madera lineas verticales
  • Fuego patrones triangulares

Cuando un asesor de Feng Shui recomienda utilizar un elemento para conseguir el equilibrio, nos podemos valer también de los patrones y formas, por ejemplo para tapizados de muebles, cortinas, cuadros, papeles tapices, cenefas, en fin..

Colores para decoración infantil

Tradicionalmente se usa el rosa para las niñas y el celeste para los niños.

Según las reglas del Feng Shui, hay que hacer un análisis detallado de la fecha de nacimiento del niño para determinar a qué elemento pertenece y según esto, establecer la decoración.

Visualicemos con unos ejemplos gráficos para comprender el error que cometemos al decorar un ambiente sin consultar al experto en Feng Shui.

En este dormitorio predomina el color rosa violeta, que está relacionado con el elemento fuego. Los elementos colgantes también recuerdan este elemento. ¿Qué pasaría si la niña que va a habitar este dormitorio pertenece al elemento agua? La disonancia entre estos dos elementos la perjudicaría.

En este dormitorio, predomina el color azul, es decir, el elemento agua será dominante. Este ambiente solo sería propicio para un niño de elemento madera o agua, para fortalecer su propio elemento.

Por ello es muy importante consultar con un experto en Feng Shui antes de establecer una decoración infantil.

Si el niño aún no ha nacido, se debe considerar la fecha probable de parto para hacer el estudio de Feng Shui. Si esta fecha cae en la transición de cambio de elemento (entre enero y febrero), hay que evitar hacer una decoración, para evitar equivocarse.

Agenda conmigo una cita para asesorarte en la decoración de tus hijos.

[mathcaptcha mathcaptcha-508]

Estudio anual del Feng Shui

En el momento en que una construcción empieza, y se colocan 4 paredes y un techo, las “energías” presentes en ese momento se pueden comparar con la energía personal de quien vaya a habitar dicha vivienda. En otras palabras, la casa tiene una “energía” dada a partir de fecha de construcción, que es como la fecha de nacimiento de la casa. 🙂

Cada año, dicha energía se renueva. La energía presente en la tierra cambia a partir de año nuevo chino aproximadamente. Es importante por ello hacer un estudio de Feng Shui anual, sobre todo en viviendas construidas en un periodo muy anterior, cuya influencia del momento de construcción sea ya mínima.

El estudio anual revisa las “estrellas visitantes” —es la forma en que se conoce a las energías en Feng Shui— y las contrasta con la energía personal de cada habitante de la casa.

Es por ello que hay años en que nos va “bien” y otros en que todo parece salir mal. Si nos visita una energía que debilite nuestra estrella o elemento guardián, es importante hacer los correctivos, mediante el uso de colores y materiales que respalden dicho elemento guardián.

Por ejemplo, el año 2013 visitará el dormitorio la estrella 5, que es una energía de tierra. Si la persona que duerme en ese lugar es elemento fuego, se verá ahogada. Para corregir esto, se coloca elemento metal que atenúe la energía tierra.

Este ejemplo hipotético es recurrente en los estudios personalizados. El cliente recibe el detalle de cada habitación y los cambios sugeridos de acuerdo a las energías visitantes.

Este estudio es especialmente útil para negocios, donde se recomienda hacer incluso un análisis mensual, para cambios recurrentes en exhibidores o vitrinas, en el caso de comercios.

Departamento extremadamente pequeño

Aunque parezca increíble, es posible tener en tan solo 4 metros cuadrados espacio para un librero, un espacio de trabajo, una cama, un armario, mesa, cuatro sillas el concepto de vida compacta fue cristalizado por el proyecto Matroska, palabra rusa que significa abuela y que representa a aquellas muñecas que albergan a una más pequeña en su interior. La clave está en el diseño, veamos las imágenes:

Feng Shui en la arquitectura

La aplicación de los principios del Feng Shui en el momento mismo de planificar la obra, en colaboración con el arquitecto que lleve el proyecto, a fin de adecuar en el terreno una edificación que propicie la prosperidad y el bienestar de quienes lo habitan.

En mi experiencia tuve el placer de trabajar para una residencia en la ciudad de Machala, en conjunto con el arquitecto quién adecuó la orientación de los dormitorios, las entradas principales, la decoración en los jardines y la importante ubicación de la fuente que se colocó en la entrada de la casa. Las grandes cantidades de agua siempre afectan la vida de los habitantes de la casa.

En caso de remodelaciones, o puertas de acceso en ubicaciones poco favorables, la ayuda del arquitecto es vital para solucionar los inconvenientes que pudieran ocasionarse a la estructura.

Los beneficios en la aplicación del Feng Shui incluyen una mejora en el bienestar general, patrones de sueño, productividad, entre otros. Un estudio arquitectónico te evitará problemas futuros.

Ciclos de los 5 elementos del Feng Shui

La Teoría de los Cinco Elementos o Wu Hsing analiza las energías “Chi” en sus diversas fases y las relaciona con un elemento que es capaz de crear al siguiente y así en un ciclo creativo.

Esta teoría sostiene que todo lo que existe pertenece a uno de los elementos: el AGUA, la MADERA, el FUEGO, la TIERRA y el METAL, también llamadas las 5 energías.

El Feng Shui busca el equilibro de los elementos. Cualquier desequilibrio es compensado con el elemento anterior (un exceso de agua se equilibra con metal, el elemento que lo contiene y que está tras el metal en el ciclo de los elementos.

Estos elementos —como todo en el universo— tiene una vibración determinada, la cual se puede describir en un estudio de Feng Shui. Los desequilibrios o combinaciones de elementos desarmoniosas se pueden corregir con la ayuda de un experto en Feng Shui.