Aprender Feng Shui no tiene que ser difícil: 7 tips para empezar

Para aprender Feng Shui lo óptimo es estudiar de la mano de un maestro que se apegue a los textos clásicos. La mayor desventaja del autodidacta es la falta de estructura y la numerosa información que muchas veces es irrelevante, contradictoria o simplemente errada. Mientras consigas un mentor para iniciarte en el Feng Shui clásico, te recomendamos los siguientes consejos para que logres el mayor beneficio de esta práctica:

  1. Investiga a los autores de los libros que compres. Es importante conocer su trayectoria, experiencia y lo más importante, su linaje. ¿Dónde aprendió Feng Shui? ¿Quién es su maestro? ¿Cuál es su experiencia?
  2. Conoce a qué escuela de Feng Shui se remite el autor del articulo/libro que vas a utilizar para tu estudio. Los adeptos de las escuelas clásicas por lo general siempre lo aclaran para no ser confundidos por practicantes del fast Feng Shui, o las ramas hipersimplificadas que difieren de las escuelas clásicas incluso en sus fundamentos.
  3. Consigue una brújula. Si bien es cierto que puedes utilizar brújulas virtuales de tu teléfono inteligente, al practicante le conviene familiarizarse con las brújulas convencionales para mediciones más exactas. Para la práctica de Feng Shui es indispensable aprender a orientarse.
  4. Consigue el plano a escala de tu vivienda. Para la práctica de Feng Shui debes tener una idea básica de planos y escalas, para que visualices tu casa en el papel. Si no tienes un plano a escala, pide ayuda a un arquitecto o diseñador de interiores para que te haga un levantamiento. No es necesario un plano completo, basta con mostrar las puertas, ventanas, desniveles, cuerpos de agua y ubicación de camas, estufa, áreas de trabajo, etc.
  5. Consigue un calendario chino perpetuo. Lo vas a necesitar para determinar el número Kua de personas nacidas en enero y mediados de febrero, cuyo año es ambiguo. Recuerda además que cada año nuevo Chino las energías se renuevan, y el Feng Shui clásico nos indica la calidad de dichas energías que visitarán nuestro hogar. El calendario chino nos dice la fecha de inicio de año, que difiere de las celebraciones de fin de año en occidente.
  6. Memoriza el ciclo de los cinco elementos: este es el fundamento con el que se aplican las curas de Feng Shui así como los potenciadores de energías positivas o buen Chi. Tu práctica se facilita a medida que dominas la teoría sobre la que se sustenta el Feng Shui. Aprende sobre conceptos como el Yin Yang, la trinidad Cósmica, así como el significado del Pakua.
  7. Apóyate en disciplinas complementarias a la práctica de Feng Shui como el Tai Chi. Lee sobre Taoismo y Metafísica China. El I Ching o Libro de los Cambios es lectura obligada para quien desee iniciarse en Feng Shui.