Sofás: centros de interés

La sala de estar es el lugar de la casa que reúne a la familia y amigos para departir compartiendo momentos de distensión. Por tal motivo, es indispensable crear un ambiente que sea acogedor, cómodo y sobretodo, que refleje la personalidad de los dueños de la casa.

Los sofás son indiscutiblemente, los protagonistas de las salas de estar. Un buen sofá debe tener estructuras de madera sólida, su relleno debe ser de esponjas apropiadas que no se estropeen rápidamente con el uso, y su diseño sobre todo debe acoplarse con la decoración general.

Las tendencias actuales en decoración se inclinan por las líneas sencillas, minimalistas, uso de materiales nobles como la madera. La modernidad dicta muebles recubiertos de tela, cuero, natural o sintético, con o sin cojines, cuyas patas son generalmente de acero, de formas rectas sin mayores ornamentos.

El estilo minimalista permite que las energías fluyan de manera armónica por la sala, impidiendo que se obstaculicen o estanquen. Al planear la decoración de la sala, se debe elegir un sofá pensándolo como el centro de interés del lugar.

Las butacas complementarias pueden o no ser de los mismos colores, pudiendo crearse una paleta de colores que lleven armonía de acuerdo al estudio de Feng Shui que se ha hecho previamente, personal para cada caso particular.

Las mesas auxiliares y mesas de centro es preferible no roben protagonismo al sofá principal.

Es indispensable dar mantenimiento apropiado al sofá, una limpieza profesional una vez al año, aspirada periódica y uso de productos apropiados para no estropear los recubrimientos y partes cromadas del sofá. Exígelo en tu mueblería.